Villa Ángela, Lunes 22 de enero de 2018

La secretaria de Municipios y Ciudades, Beatriz Bogado, remarcó que “la reforma previsional aprobada como ley es consecuencia del Pacto Fiscal firmado por 23 de las 24 provincias argentinas, y que fuera ratificado por la Legislatura del Chaco”.

Bogado

De esta manera, destacó “la decisión política asumida por el gobernador Domingo Peppo de privilegiar la gobernabilidad y la paz social. Desde esos pilares se trabajó el último pacto federal, con un esquema fiscal muy rígido, y del cual emergen las reformas estructurales que está analizando y debe definir aún el Congreso de la Nación”.

En declaraciones periodísticas, Bogado recordó que “semanas atrás, cuando aún era la presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura, generamos un Despacho para avalar el Pacto Federal Fiscal, que fue firmado por el vicegobernador Daniel Capitanich en representación del Poder Ejecutivo del Chaco, y que luego terminó siendo avalado por el Poder Legislativo. En él se expresa claramente el rígido esquema de pautas fiscales exigido por la Nación. Creo que jamás escondimos ese contexto complejo en el cual la Provincia fue utilizando todas las instancias de diálogo para defender derechos esenciales de los chaqueños”.

“La reforma previsional aprobada en la madrugada del martes en el Congreso es una consecuencia directa de ese pacto fiscal. Es decir que se genera de ese marco en el cual las provincias protegieron sus ingresos desde conceptos clarísimos como la gobernabilidad y la paz social, ante un avance indisimulado del Gobierno Nacional que nosotros en su momento reconocimos como muy poco federal, muy parado en la cosmovisión y las necesidades del centralismo porteño. Asimismo, vale recordar que esta reforma asume el compromiso de financiar el déficit de la caja previsional chaqueña, sin tocar beneficios que están protegidos por nuestra Constitución provincial”.

Frente a ello, la funcionaria puntualizó: “El gobernador Peppo, el vicegobernador, el ministro de Hacienda y cada uno de los integrantes del Gobierno chaqueño que fueron consultados fueron muy claros: No se trataba de un acuerdo promovido desde el federalismo, pero sí se había alcanzado un resultado equilibrado para enfrentar un contexto rígido con pautas fiscales muy marcadas para el 2018, y con un panorama aún más intenso a partir del paquete de reformas que iban a llegar al Congreso”.

La secretaria de Municipios vaticinó: “Nos quedará ir trabajando, en cada región y en cada municipio de la Provincia, entendiendo que, aunque pese la enorme dependencia fiscal del Chaco con la Nación, las políticas públicas deberán mantener y profundizar en el terreno local un esquema de igualdad y equidad social. El gobernador Peppo privilegió con su acuerdo la paz social y la gobernabilidad, prioridades por las cuales todos tenemos que trabajar, sin excepciones”.

“No me caben dudas que habrá que seguir construyendo consenso y fortaleza política para el Chaco, como una construcción colectiva, donde el diálogo se torna valioso e imprescindible. Así como el gobernador convocó a todos los sectores del Chaco, desde octubre pasado, porque la única manera de comprender el momento histórico que estamos transitando es dándole un carácter horizontal a todas las reformas estructurales que se están discutiendo en el Congreso de la Nación”, aseveró finalmente Beatriz Bogado.

Dejar un comentario