Villa Ángela, Viernes 18 de agosto de 2017

A poco días de cumplirse ocho meses de la desaparición de Maira Benítez, bomberos de Coronel Du Graty trabajaron este jueves en el campo del exjuez Eduardo Costas, durante doce horas en el pozo donde se había arrojado Rodrigo Silva, el principal sospechoso, concluyendo las tareas con la extracción de varias piezas óseas que serán remitidas a pericias, confirmó a NORTE una de las fiscales del resonante caso.

Los bomberos voluntarios de Coronel Du Graty hicieron algo que otros no pudieron. El allanamiento solicitado por la fiscal Silvana Rinaldis se concretó este jueves en el lote 11- campo del exjuez Costas- y donde trabajaba Silva, principal sospechoso por la desaparición de Benítez (18), vista con el sujeto el 17 de diciembre del año pasado. Los bomberos a destajo debieron extraer varios baldes de lodo.

Uno de los momentos del arduo trabajo de los bomberos voluntarios, dentro del pozo donde se hallaron varios huesos.

Uno de los momentos del arduo trabajo de los bomberos voluntarios, dentro del pozo donde se hallaron varios huesos.

Si bien hay cautela en el descubrimiento, la fiscal de Villa Ángela, confirmó a NORTE, que se lograron extraer 54 huesos y pidió cautela. Aparentan haber sido quemados.

La fiscal adelantó que serán remitidos a pericias al Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif). Abrió la posibilidad que esos restos óseos correspondan a animales, algo que deberá esperarse sea confirmado por los expertos de Resistencia a partir de la próxima semana.

“Los bomberos han hecho un trabajo muy duro, a balde sacaron todo el barro del pozo y tal vez pueda surgir alguna novedad”, explicó una de las fiscales, ya que también investiga su colega Gisela Oñuk. Admitió que de los huesos extraídos, uno era de animal, pero luego prefirió no hacer especulaciones para no generar confusión en la familia de la madre de una nena de tres años, que permanece desparecida.

Los bomberos de Coronel Du Graty que hallaron 54 huesos en el campo del exjuez Eduardo Costas.

Los bomberos de Coronel Du Graty que hallaron 54 huesos en el campo del exjuez Eduardo Costas.

Otra de las novedades trascendentes, es que uno de los presuntos coautores, Sergio Coria, saldrá en libertad una vez que pague la caución impuesta, ya que no surgieron nuevas pruebas en su contra. Por lo que continúan detenidos, Silva, su padre Catalino y Gabriel Cáceres, amigo de Rodrigo. Mientras seguirán ligados en la causa pero libres, Sergio Coria, Ramón Cáceres  (como coautores) y Belén Ledesma (por encubrimiento).

Una vez que se reciban informes de pruebas aportadas al Imcif, surgidas del rastrillajes de los perros K9 de Punta Alta y de los 54 huesos encontrados, la causa estará en condiciones de ser elevada a juicio el mes que viene, por privación ilegítima de la libertad para los hombres y por encubrimiento a Ledesma. Pero de dar positivo el testeo genético con el material de prueba hallado en las últimas horas, la causa tendrá un vuelco que obligará al Ministerio Público Fiscal a formular nuevos cargos contra los sospechosos.

Fuente NORTE

Dejar un comentario