Villa Ángela, Lunes 18 de junio de 2018

Por Héctor Roberto Laurada

sampa

El entrenador del selecccionado argentino, Jorge Sampaoli, dará a conocer mañana la lista de 23 futbolistas que, por ahora, será la que representará al país en la Copa del Mundo de Rusia, pero se tomará hasta fin de mes para observar el estado de forma de cada uno de sus integrantes antes de embarcarlos rumbo al tramo final de la preparación en Barcelona.

Es por ello que el técnico planea un comienzo de la preparación en el predio de AFA, en Ezeiza, donde mañana a las 13 ofrecerá una conferencia de prensa para comunicar los nombres de los componentes de esa nómina y otras cuestiones inherentes a la cita mundialista, en principio con 24 jugadores en vez de 23.

La idea del zurdo de Casilda pasa por contar con Cristian Ansaldi, uno de los marcadores laterales de la lista de 35 que dio a conocer el lunes pasado, trabajando a la par del resto por si Gabriel Mercado, que el viernes anterior se sumó al quinteto de futbolistas que estaban ya trabajando en Ezeiza pero solamente para energizar ejercicios kinésicos de recuperación de la cintura dañada en el último clásico sevillano frente a Betis, finalmente no puede ponerse en forma para ir a Rusia.

El actual marcador de punta del Torino italiano, que ya vistió los colores del seleccionado argentino cuando Gerardo Martino, que lo conocía de Newell’s Old Boys, lo citó para una gira por Inglaterra, jugó 24 partidos en esta temporada del calcio y marcó un gol.

Aunque en su esencia es marcador de punta izquierdo, también puede desenvolverse por la derecha, lo que lo transforma en una buena alternativa del por ahora lesionado jugador de Sevilla.

Mercado completó entonces la media docena de componentes de la nómina que tuvo acceso al predio Julio Humberto Grondona con la venia de Sampaoli, durante la primera semana de trabajo enfocado ya directamente a la Copa del Mundo.

Al ex River Plate estuvieron precediéndolo desde el martes otro jugador que está trabajando para recuperarse también de una lesión como Sergio Aguero; el más veterano del plantel, Javier Mascherano; el delantero devenido defensor, Eduardo Salvio; el renovado Manuel Lanzini y el otro lateral izquierdo natural que tiene este grupo, Nicolás Tagliafico.

Claro que las dudas del técnico, que no hablan bien del futuro del equipo a 27 días del debut ante Islandia, no solamente las provocan esas fatalidades llamadas lesiones, que estuvieron a la orden del día en las últimas semanas, incluyendo el polémico caso de Lucas Biglia, sino también, y lo que es más preocupante aún, sino los problemas estructurales que tiene este plantel.

Por eso a Sampaoli no solamente lo mantienen en vilo los lesionados, sino también otros jugadores sanos y ya probados, que además cuentan con mucho ascendiente en el grupo, pero cuyos rendimientos no estuvieron a la altura de las circunstancias en los últimos tiempos, ya sea por cuestiones lógicas de edad en algunos casos, como Mascherano, o simplemente porque bajaron sus niveles de producción en otros, sobre todo cuando entraron en comparación con nuevos aspirantes a ocupar sus puestos.

Y un caso paradigmático es el del arquero Nahuel Guzmán y quien llegó desde Colombia a River Plate para desplazarlo de un puesto de segundo arquero a cuarto, como es el de Franco Armani, que a fuerza de voladas y tapadas hasta hace peligrar la titularidad del mismísimo Sergio Romero, el guardavallas con más presencias en la historia del seleccionado argentino y con menos en cada uno de los clubes en los que jugó en los últimos 10 años.

Armani, oriundo de Casilda como el mismo Sampaoli, no solamente desplazará así a Guzmán, sino también a otro arquero que como éste juega en el fútbol mexicano y que también tenía aspiraciones mundialistas, tal el caso de Agustín Marchesín.

Claro que en el caso del Patón la cuestión no es tan sencilla, porque el ex Newell’s forma parte de ese ‘clan rosarino’ que reina en la selección liderado por Lionel Messi, con el pensante Javier Mascherano como ladero, y detrás de ellos Éver Banega y Ángel Di María, y que ya perdió por el camino a otro referente como Ezequiel Lavezzi.

Pero la decisión obedece también a que el técnico no tiene una buena valoración de la Liga de México, a tal punto que no habrá ningún jugador que actúa en ese país dentro de la lista mundialista, e inclusive si el volante Guido Pizarro no hubiese emigrado oportunamente hacia el Sevilla, tampoco hoy estaría en consideración.

De hecho Sampaoli lo prefiere aún siendo suplente en el equipo español, mucho más que si actualmente fuera titular en Tigres de Monterrey.

De hecho Pizarro eliminó hasta de la lista de 35 a Matías Kranevitter, el volante de marca joven que podía ocupar el hueco que por calendario deja Mascherano, el ‘Jefecito’ que se estará despidiendo de la selección en Rusia, de cuya liga tampoco saldrá ningún mundialista.

Claro que el ex Lanús se subió a esta historia también de última, después que Biglia se fracturara tres vértebras hace poco más de un mes y el fin de semana anterior su compatriota Alejandro Gómez le aplicara un rodillazo en la zona afectada que hasta hizo peligrar su participación mundialista, lo que terminó siendo un hecho condenado por muchos compañeros de selección y condenatorio para las chances del ‘Papu’ de estar siquiera en la nómina de 35.

Y a todas estas dudas verificadas en el arco, la defensa y el mediocampo, hay que agregarles, para completar, las que el entrenador de 58 años tienen en el ataque, donde duró poco su enamoramiento futbolístico de Lautaro Martínez, al que terminó reemplazando por su compañero en Racing, Ricardo Centurión, que como Armani pasó de no haber participado nunca de este proceso a estar en la lista de 35 exigida por FIFA.

A 40 años de que César Luis Menotti diera una polémica lista del futuro campeón del mundo en el que había quedado fuera del plantel en el corte definitivo nada menos que Diego Maradona, mañana Sampaoli recurrirá a 23 jugadores que en realidad serán 24, como Los Tres Mosqueteros de la novela de Alexandre Dumas ambientada en el Siglo XVII, cuando también eran cuatro, ya que a Athos, Porthos y Aramis se sumaba D’Artagnan.

Pero como D’Artagnan era en realidad el gran protagonista de aquella historia, quien lo encarnaría en esta no sería justamente Ansaldi sino Messi. Con ‘Lío’ y 22 más, en definitiva, esta será la lista que mañana piensa dar Sampaoli, aunque su nómina de dudas es preocupantemente más extensa todavía:

Arqueros: Sergio Romero (Manchester United, Inglaterra), Wilfredo Caballero (Chelsea, Inglaterra) y Franco Armani (River Plate).

Defensores: Nicolás Otamendi (Manchester City, Inglaterra), Marcos Rojo (Manchester United, Inglaterra), Federico Fazio (Roma, Italia), Nicolás Tagliafico (Ajax, Holanda), Marcos Acuña (Sporting Lisboa, Portugal), Gabriel Mercado (Sevilla, España) y Eduardo Salvio (Benfica, Portugal).

Volantes: Javier Mascherano (Hebei Fortune, China), Éver Banega (Sevilla, España), Giovani Lo Celso (PSG, Francia), Guido Pizarro (Sevilla, España), Manuel Lanzini (West Ham, Inglaterra), Ángel Di María (PSG, Francia), Lucas Biglia (Milan, Italia) y Paulo Dybala (Juventus, Italia).

Delanteros: Lionel Messi (Barcelona, España), Sergio Agüero (Manchester City, Inglaterra), Gonzalo Higuaín (Juventus, Italia), Ricardo Centurión (Racing Club) y Cristian Pavón (Boca Juniors).

Fuente:
Télam.

Dejar un comentario