Villa Ángela, Jueves 21 de junio de 2018

La enfermedad, que muchos llaman un “enemigo silencioso” es una de las grandes epidemias que afectan a este país, pero también al mundo. Es que los síntomas muchas veces se confunden con otras dolencias menos nocivas y para cuando el paciente lo descubre es demasiado tarde. Muchos especialistas advierten que el número de diabéticos en el mundo puede tranquilamente duplicarse si la gente se realiza los diagnósticos adecuados.

diabetes_1

Para la OMS (Organización Mundial de la Salud), dato confirmado además por el Banco de Información, cerca de 2 millones de personas en Argentina padece diabetes en cualquiera de sus variantes. Es una cifra muy alarmante, sobre todo si se considera que esta enfermedad crónica, de la que no se conoce cura, afecta al 5,5 % de la población.

Tipos de diabetes

El único tratamiento conocido es inyectarse insulina. Esto en el caso del tipo 1 de la enfermedad, en la que el hígado no produce insulina y el paciente debe suministrarla para poder asimilar el azúcar que se encuentra en el organismo. En el tipo 2 (una de las más comunes), el organismo es incapaz de utilizar la insulina adecuadamente, por lo que no se puede absorber la glucosa en forma debida y se puede padecer una hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre). Esta variante de la enfermedad, también conocida como “no insulinodependiente” es el único tipo adquirido, ya que se produce por los hábitos alimenticios del paciente.

De no tratarse, los diabéticos pueden sufrir fallas renales, pérdida de visión y el síndrome conocido como “pie diabético”, en el que los pacientes pierden la extremidad. Diversos especialistas y la OMS realizaron una serie de recomendaciones para poder evitar caer en la diabetes tipo 2 o tener mejor vida si se sufre el tipo 1:

  • Dejar de fumar: una de las claves para evitar la diabetes, de acuerdo a diversas investigaciones, es dejar de consumir tabaco. Es que los estudios determinaron que el consumo de cigarrillos aumenta el riesgo de padecer diabetes.
  • No tomar gaseosas o jugos artificiales: estas bebidas industrializadas utilizan el jarabe de maíz de alta fructosa para endulzar artificialmente el líquido. Se conoce que una botella de 600 mm de una bebida de cola o similar contiene cerca de 12 cucharadas de azúcar, una cantidad descomunal si se considera que mucha gente consume 2,25 litros de gaseosa durante el almuerzo.
  • Chequear el azúcar regularmente: la única forma de conocer qué cantidad de glucosa que tenemos en el organismo es a través de un breve e indoloro análisis de sangre. Se puede realizar con su médico de confianza o en cualquier institución pública de salud.
  • Ejercitarse: una de las mejores maneras de consumir la cantidad de azúcar en sangre es realizar algún tipo de ejercicio durante al menos 30 minutos al día, sea caminar, trotar o levantar peso.
  • Alimentarse bien: las tentaciones de pedir comida grasosa a domicilio siempre está presente, sea en una juntada de amigos o en familia. Existen opciones más saludables como una ensalada, que nos ayudará a mantener el peso (la obesidad es un camino a la diabetes), además de aportarnos nutrientes, a diferencia de una grasosa pizza o hamburguesa.

Dejar un comentario