Villa Ángela, Jueves 21 de junio de 2018

El Ministerio de Salud Pública advierte que la prevalencia de obesidad sigue en aumento en Chaco al igual que en el mundo. Los especialistas recomiendan comer sólo un plato, por comida, de alimentosaludable e ingerirlo despacio.

obesidad

En la actualidad el entorno alimentario contribuye a este aumento de peso, porque hay un mayor número de alimentos no saludables, porciones con volúmenes aumentados y mucha publicidad. En Argentina la obesidad afecta a dos de cada diez adultos y al 5,9 por ciento de los chicos y chicas de trece a quince años, según datos de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo y la Encuesta Mundial de Salud Escolar respectivamente.

El coordinador del Programa de Obesidad Claudio Szymula precisó que justamente un ambiente obesogénico–entorno que favorece el desarrollo de la obesidad- provoca que las personas consuman mucho y mal, con graves perjuicios para la salud. El incremento de grasa corporal contribuye al desarrollo de numerosas enfermedades, la mayoría prevenibles con una alimentación saludable y actividad física.

Con respecto a las porciones de las comidas es necesario reaprender a comer despacio, masticando bien e ingerir una sola porción, además de cocinar lo justo. Reducir el tamaño de las porciones de alimentos puede recalibrar o modificar las percepciones de los individuos sobre lo que constituye una comida normal y por lo tanto de lograr disminuir la cantidad que se elige ingerir.

El comer despacio contribuye a que las señales del apetito (Leptina, POMPC, entre otras otras) lleguen al cerebro cuando se termine de comer, si se come rápido esas señales anorexígenas (que disminuyen o quitan el apetito), no llegan a tiempo. Las personas que terminan su porción correspondientecon algo de hambre, si espera un poco de tiempo sin comer y la sensación se va sola. “Adquirir hábitos y costumbres saludables es cuestión de educación”, subrayó el funcionario.

Investigaciones

Las guías alimentarias de Argentina, Brasil, EEUU y otras más recomiendan comer un plato y no repetir. En un reciente artículo científico de American Journal of Clinical Nutrition de Estados Unidos (abril de 2018) de los investigadores Eric Robinson e Inge Kersbergen, se habla de estudios realizados con personas a quienes se les ha dado porciones más chicas de comidas, y luego han repetido la ingesta de esas porciones más pequeñas lográndose con éxito que la gente vaya considerando como normal, comer porciones más pequeñas.

En Reino Unido el Programa de Obesidad en Atención Primaria en su lista de 10 consejos del 2017 recomendó comer 2 a 5 veces por día, y sola una porción a excepción de las hortalizas.

Dejar un comentario