Villa Ángela, Lunes 20 de agosto de 2018

Cuáles son las diferencias y desventajas de comprar anteojos en lugares no habilitados.

35666

“¿Comprarías un medicamento en una juguetería?”. Con ese mensaje la Cámara de Ópticas y Ópticos del Chaco muestra el peligro de adquirir un lente de sol en lugares que nada tienen que ver con la salud visual. “Los anteojos, más allá de la moda, deben ser considerados como algo serio, y que al igual que muchos medicamentos de venta libre, aportan un bienestar a nuestros ojos”, señalaron.

Juan Zaffaroni, médico oftalmólogo, explicó dos factores importantes que marcan la diferencia. El primero, son las distorsiones en la visión al no ser un cristal adecuado: “Con el uso de estos anteojos, al no ser de laboratorios confiables, se pueden producir alteraciones en la forma y los colores que percibimos a través de los cristales”. Este factor, según el profesional, reviste una importancia menor, ya que si no vemos bien se pueden tirar al tacho de la basura. El segundo factor, y el más importante es que “al colocar un anteojo de sol, al ojo le estamos colocando una cámara oscura, lo que dilata las pupilas que son las encargadas de regular la cantidad de luz que va a entrar allí. Entonces lo que sucede, más a esta altura del año, nuestros ojos reciben los rayos UV y sabemos que son nocivos, lo que puede acarrear en nuestro sistema visual enfermedades inflamatorias y degenerativas y hasta podemos hablar de posibles tumores”.

Patricia Arias, óptica contactóloga, explicó que todos los lentes de sol que se venden en el comercio poseen filtro UV y están avalados por tecnologías y empresas de amplia trayectoria. “Los cristales que se usan son orgánicos, y no un plástico común como sucede en tiendas de regalos, ferias o puestos callejeros. Incluso algunos están diseñados para generar más comodidad y nitidez a la hora de manejar”, aclaró.

La protección contra los rayos solares, también está presente en ciertas marcas de lentes de contacto. Desde la Cámara de Ópticas y Ópticos del Chaco, Fernando Rovner, integrante de la misma, aclara que por lugar habilitado se debe considerar aquel que esté respaldado por un profesional óptico titulado. “A la hora de comprar lentes de sol, la salud visual es lo que importa”, concluyó.
Fuente Diario Chaco

Dejar un comentario