Villa Ángela, Miércoles 19 de septiembre de 2018

Desde este lunes 14 y hasta el sábado 19 de mayo, se desarrolla el 1°Congreso Latinoamericano de DBT  (terapia Dialéctico Conductual), en la ciudad de Buenos Aires.

Invitados

La organización del congreso, a cargo de la Fundación Foro, institución dedicada a la formación, asistencia, prevención e Investigación en el campo de la Salud Mental, hace más de 10 años.

Más de 500 profesionales de la salud mental -psicólogos, psiquiatras investigadores- provenientes de toda Iberoamérica participaran de este evento que tiene como objetivo difundir DBT como herramienta valiosa para el tratamiento de personas suicidas y problemas asociados a la desregulación emocional.

La DBT una terapia altamente eficaz y con mayor apoyo científico en el tratamiento especialmente por su eficacia sobre la reducción del suicidio. También es eficaz en los trastornos alimentarios, los problemas de comportamiento en adolescentes, los problemas asociados a la desregulación emocional,  el consumo de sustancias psicoactivas y  las personas que tienen problemas con la ley y la impulsividad.

El congreso tendrá el honor de contar con la participación Dra. Marsha Linehan,  creadora de Dialectical Behavior Therapy (DBT).

Linehan es la fundadora de The Linehan Institute, una organización sin fines de lucro que ayuda a avanzar la salud mental a través del apoyo a la educación, la investigación y la compasión.

 

Acerca de la terapia Dialéctico Conductual

La DBT es un enfoque de corte cognitivo-conductual introducido por primera vez por la Dra. Marsha Linehan en EEUU a principios de 1990 para crear un tratamiento posible para pacientes severamente perturbados y con múltiples problemáticas.

Las primeras aproximaciones fueron dirigidas a mujeres con diagnóstico de Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) con numerosos intentos de suicidio y autolesiones para las que otras terapias habían resultado ineficaces.

DBT es un modelo que pertenece a las terapias “conductuales” o de tercera generación, la cual enfatiza en el uso de estrategias de cambio basadas en la experiencia del paciente, buscando disminuir las conductas que atentan contra la vida (ideación suicida, conductas suicidas, para suicidas); las que atentan contra el tratamiento (ausencias a sesión, falta de compromiso) y las que atentan contra la calidad de vida (abuso de sustancias, los atracones, gastos excesivos y otras conductas de riesgo). Se trata de ampliar el repertorio de conductas más flexibles y efectivas (habilidades) por parte de las personas que consultan. Estas habilidades son: Mindfulness (o atención plena), Efectividad interpersonal, Regulación emocional, Aceptación radical.

El balance entre estrategias de cambio y de aceptación forma la dialéctica fundamental que da nombre al tratamiento: se trabaja arduo para balancear cambio y aceptación, dos fuerzas aparentemente contradictorias, que no lo son en su esencia.

La DBT no sólo ha demostrado ser la terapia más efectiva en reducir la ideación y las conductas suicidas y para suicidas (cortes o autolesiones sin intencionalidad suicida) en las personas con TLP y otros diagnósticos, sino que reduce el número de internaciones y la cantidad de días de internación por estas conductas, disminuye la probabilidad de abandono de tratamiento (obstáculo fundamental para que una terapia funcione), y mejora el funcionamiento social y laboral de las personas que realizan el tratamiento.

DBT ha demostrado claros beneficios superiores, siendo la terapia que posee mayor cantidad de estudios que demuestran su eficacia.

 

Fundación Foro – http://www.fundacionforo.com – info@fundacionforo.com

 

Dejar un comentario